La eficiencia energética es una práctica que tiene como objeto reducir el consumo de energía haciendo un uso eficiente de la misma, optimizando los procesos productivos y el empleo de la energía utilizada para producir más bienes y servicios. Dicho de otra manera, producir más con menos energía. Mejoras en eficiencia energética son generalmente conseguidas mediante la adopción de tecnología más eficiente o aplicando métodos aceptados comúnmente para reducir la pérdida de energía. 

Reducir el uso de energía conlleva también la disminución de costes resultando en un ahorro de dinero para los consumidores. Además, la reducción del uso de la energía se considera una solución al problema del efecto invernadero.

Tanto la eficiencia energética como el uso de energías renovables  son los pilares fundamentales de las políticas de sostenibilidad energética. Además, en muchos países la eficiencia energética es vista como un beneficio para la seguridad nacional ya que puede servir para reducir el nivel de importaciones energéticas desde países extranjeros y puede llegar a reducir el nivel de agotamiento de los recursos energéticos.

 

 

en construccion

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar